La importancia de sembrar torrents

Sembrar torrents no es una prioridad para muchos usuarios. Hay cada vez menos usuarios sembrando torrents porque no perciben cómo es importante compartir. Pero antes de profundizar este tema, veamos la definición de sembrar

¿Qué es sembrar torrents (seeding)?

Después de terminar la descarga de un archivo torrent, lo estás sembrando. En otras palabras, lo estás cargando a otros “peers” (pares) que están descargando el mismo archivo. Después de completar la descarga, te conviertes en un “sembrador”, lo que significa que tienes el archivo completo y ya no lo estás descargando.

Vale la pena mencionar que antes de convertirte en “sembrador”, estabas descargando el archivo y cargando las piezas que tenías. En otras palabras, eras un “par”, alguien que todavía no tiene el archivo completo . Es correcto si decimos que un “par” ya está sembrando antes de tener todo el archivo torrent.

¿Por qué es importante sembrar?

Lo primero que debes tener en cuenta es que los torrents funcionan a través del uso compartido de archivos P2P (peer-to-peer). Esto significa que no descargas un archivo completo del mismo lugar. Cada archivo se divide en muchas partes y tu las descargas de diferentes personas, y también las cargas a otros “pares”. El nombre “peer-to-peer” debe hacer un poco más de sentido para ti ahora.

En palabras simples, sembrar permite que un torrent permanezca vivo. Si no hay sembradores, el archivo torrent ciertamente morirá y ninguna persona podrá bajar la cantidad total de piezas. Veamos un ejemplo para entender mejor:

Imagina que un archivo torrent tiene 5 “peers” y 0 “semillas”. Esto significa que nadie tiene el archivo entero, y probablemente estos 5 “peers” están intercambiando las mismas partes entre ellos. Llegará a un punto en el que todos tendrán exactamente las mismas partes, y la descarga se detendrá. Muchas veces, cuando ves que todos están atrapados en el mismo porcentaje de una descarga, esta es la explicación más común. No hay sembradores disponibles, o simplemente no existen más.

Además de la cuestión de la supervivencia de un archivo, también está la velocidad. Un número mayor de semillas significa que puedes bajar más partes de más personas simultáneamente. De esta forma, las descargas son más rápidas.

¿Cuándo debes dejar de sembrar?

Tu cliente de Torrent te dará alguna información sobre cada archivo. Puedes consultar la pestaña Ratio ” para ver cuánto has enviado hasta el momento. Tener una “relación” de 1,000 significa que has enviado tanto como lo que has descargado. En otras palabras, una copia completa del archivo. Esto debería ser lo mínimo, al menos deberías devolver la misma cantidad que tomaste. Pero es una buena práctica dar un poco más de vuelta. Muchas personas esperan hasta llegar a 2.000 o incluso 3.000, lo que significa 2 o 3 veces la cantidad total del archivo.

Hay una situación especial que nos gustaría mencionar. Otra información que le brinda su cliente de BitTorrent es la cantidad de semillas para cada archivo. Si ves que eres la última “semilla”, y solo quedan “pares”, debes tener en cuenta que si dejas de sembrar, probablemente vas a matar a ese torrente. En ese caso, sería muy amable de tsu parte esperar hasta que al menos uno de los “pares” termine la descarga y se convierta en una “semilla”. De esa forma el torrent se mantendría vivo.

Conclusión

Sembrar es devolver a la comunidad lo que acabas de tomar. Si todos sembraran, los torrentes permanecerían vivos y sanos, con velocidades rápidas.

Incluso debes sembrar torrentes recientes que tengan muchas “sembradoras”. Imagine si todos pensaran: “Este tiene muchas sembradoras, no importa si siembro”. Esa forma de pensar mataría torrents mucho más rápidamente, no durarían mucho tiempo.

Naturalmente, un torrent pierde “semillas” con el tiempo y su descarga se vuelve más lenta. Esos archivos m’as viejos deberían tener tu especial atención, porque están casi desapareciendo. Sembrarlos es una forma de revertir esa situación. Imagina que una vieja obra maestra ya no estará disponible para el público… ¡es una tragedia! Recuerde, ¡compartir es cuidar!