¿El modo incógnito es seguro?

¿La pestaña de incógnito es segura?

Algunos navegadores llaman a este método  navegación privada, otros lo llaman el modo incógnito, o pestaña de incógnito. Obviamente estamos hablando de la misma cosa, sólo con nombres diferentes. Estos nombres pueden causar alguna confusión. Mucha gente piensa que este modo ofrece el anonimato, pero la realidad es muy diferente .

¿Cuál es la protección que ofrece la ventana privada?

Este tipo de navegación es útil para aquellos que quieren proteger su información de otras personas que van a utilizar el mismo ordenador. La guía anónima no guarda el historial, cookies o contraseñas.

Vamos a ver algunos ejemplos de cuando este modo incógnito puede ser utilizado:

  • Si deseas acceder a tu correo electrónico o otra cuenta personal en el ordenador de un amigo. Es más seguro porque el navegador no mantendrá tu contraseña.
  • Si sospechas que alguien va a comprobar tu historial. En esta situación, este tipo de ventana evita que cualquier dato se guarde en el historial.
  • Si utilizas un ordenador público, como por ejemplo en un cyber café. Los usuarios que van a usar el mismo ordenadoro no tendrán acceso a tus datos.

¿Cuáles son los peligros que este modo de navegación no resuelve?

  • Los sitios web que visitas aún pueden ver tu dirección IP y pueden supervisar tus búsquedas.
  • Tu proveedor de servicios de Internet puede ver toda tu actividad.
  • Cualquier agencia de monitoreo tiene acceso a tus datos y actividades.
  • Los hackers aún pueden atacar y acceder a tu sistema.

Como mencionamos antes, el origen de esta confusión está en el nombre. La pestaña de incógnito te da privacidad sólo si tienes miedo de que alguien use el mismo dispositivo. Normalmente es alguien que conoces, como por ejemplo familia o amigos. Obviamente, este método no da ninguna anonimidad contra las entidades que están tratando de controlar tu actividad .

¿Cómo obtener anonimidad total?

La solución pasa por ocultar tu dirección IP real y cifrar los datos. La mejor manera de lograrlo es con una VPN de buena calidad. La VPN oculta tu dirección IP, y lo mantiene fuera del radar de las autoridades que intentan controlar tu actividad a través de tu dirección IP real. Además, tu información va a estar totalmente encriptada. Esto significa que además de camuflar la dirección IP, toda la información enviada y recibida se vuelve invisible. Una VPN encripta la información sobre cada lado del túnel y nadie puede ver tu actividad, ni siquiera tu Proveedor de Servicios de Internet. La única cosa que el proveedor sabe es que el usuario está conectado a una VPN, lo que es completamente legal.

La VPN también se ocupa de los piratas informáticos. No podrán identificarto o ingresar a tu sistema. Lo único que pueden hacer es buscar tu nueva IP, la que te proporcionó el servidor VPN al que estás conectado. Serán conducidos al servidor VPN remoto, no a tu sistema. Una vez que se dan cuenta de que están persiguiendo un servidor VPN, se dan por vencidos inmediatamente.