Tu IP no está protegido: 37.9.87.208

Si ya has explorado las características de tu cliente BitTorrent, como uTorrent o qBitTorrent, entonces sabes cómo es fácil identificar quién está compartiendo el mismo archivo torrent. Como puedes ver en la siguiente imagen, la dirección IP de cada usuario es visible, su país también. Es muy fácil de identificar a estos usuarios. Cada IP está asociada con una persona que tiene un contrato con un proveedor de Internet.

detección de la IP

¿Y cómo sucede esto?

Es simple, cada archivo torrent que descargas está conectado a un tracker (rastreador). Este tracker guarda la información relacionada con el archivo torrent, como por ejemplo la dirección IP de cada usuario (peer) que tiene ese archivo. Y también las partes de ese archivo que cada usuario tiene.

En otras palabras, un rastreador le “dice” al cliente BitTorrent cuales son los peers que tienen el archivo completo, los que tienen las piezas que necesitas y los que no tienen las piezas que tu tienes. Cada archivo torrent está dividido en muchas partes, y la función de ese tracker es básicamente mostrar al cliente BitTorrent “quién tiene qué”. Por eso que se llama compartición de archivos: Tu envías algunas partes que los demás no tienen, y recibes de ellos las partes que todavía no tienes.

Todos estos trackers se almacenan en un servidor central. Y el problema es que este servidor no está cifrado. Sin protección, tu IP se guarda en el tracker como uno de los “peers” que está descargando o enviando el archivo. Cualquier entidad que quiera ver su actividad lo hará fácilmente, solo tiene que monitorear la información del tracker. Por eso es tan importante que tu dirección IP no esté en ningún tracker de estos archivos torrent.

Incluso los usuarios pueden ver el IP y el país de las personas que bajan y suben el mismo archivo. Como puedes imaginar, si es fácil para los usuarios, es un procedimiento básico para las entidades que intentan monitorear tu actividad. Después de obtener tu IP en el tracker, sólo tienen que asociarlo con tu dirección física para obtener tu nombre.

¿Cómo evitar que tu IP aparezca en el tracker?

Para evitar ser rastreado y expuesto, una Red Privada Virtual, o VPN, es la mejor solución. Vas a poder conectarte a un servidor en otro país y cambiar tu IP. El tracker identificará el país de tu servidor VPN, así como el IP de ese servidor. En otras palabras, el país y el IP en la imagen de arriba no serían los reales. Lo mismo ocurre con entidades que intentan monitorear tu actividad. Verían la IP del servidor VPN en otro país.

Hay otras soluciones, pero ninguna de ellas es tan completa y segura como una VPN. Además de cambiar tu IP, la VPN encripta tu conexión a Internet, impidiendo que alguien pueda ver tu actividad, o lo que estás descargando.